$4.200,00

Descripción

El color de nuestra piel, la lengua, la comida, la ropa, los juegos… todo podría ser diferente si hubiéramos nacido en otro lugar. Algunas cosas podrían ser mejores, otras peores, pero lo cierto es que, sea cual sea nuestro origen, nuestros sentimientos y necesidades son comunes. Nadie está a salvo de posibles desgracias, por lo que la solidaridad con el que sufre debería ser el primer imperativo para todo ser humano.
Esta sencilla reflexión en forma de verso sobre la condición humana, dirigida a pequeños y a adultos, es un emotivo homenaje a todas las personas que han tenido que abandonar su casa involuntariamente.

Autora: Joana Raspall

Editorial: Calibroscopio