$310,00

Descripción

Tenía mirada de criminal, nariz de criminal, dientes de criminal, orejas de criminal. Desde lejos se veía que era un criminal. Pero se trataba del señor Ambrosio. Además, un cuento de vecinas chismosas, otro sobre un señor que a menudo pierde la cabeza, cuentos chinos que son de verdad y otras historias de mentira con mucho humor.